Glogster al servicio del plan lector

El repertorio de herramientas web 2.0 que la red pone a nuestra disposición para, reconozcámoslo, casi cualquier cometido, ya sea noble o espúreo, es casi inabarcable. Por lo demás, sorprendente en su vertiginosa ampliación y permanente renovación. Ciertamente, tal como indicábamos, las posibilidades creativas, informativas, formativas o, ¿por qué no?, también recreativas, que se desprenden de estos instrumentos abren un enriquecedor espectro de cometidos y, por supuesto, en el campo educativo el horizonte es extraordinariariamente fecundo. Pondérese al respecto que este servidor oferta una rama específica para el profesorado y los centros escolares.

Glogster es uno de esos recursos interectivos de enorme interés en el terreno profesional de la enseñanza y el aprendizaje. De hecho, el propio servidor ofrece de forma gratuita una cuenta a los maestros que, y aquí viene lo atractivo del producto, permite al titular docente crear sus propios recursos pero también a su alumnado. Todo, dentro de la misma cuenta. La herramienta es rica en contenidos interactivos y permite la inclusión de los imprescindibles "multimedia" (audio, vídeo, etc.), así como unos mecanismos fáciles para enlazar con páginas externas que amplían y profundizan en la temática abordada.

Sensibilizado, en cuanto miembro del equipo que gestiona nuestra biblioteca, con el fomento de la lectura, decidí hace poco instrumentar el recurso con esta orientación. Así pues, pensando en el uso que podría darse a la herramienta desde esta perspectiva concreta, facilitar el hábito lector entre los jóvenes estudiantes, tras varios ensayos salió el producto que presento al final de este artículo.

Se trata de una guía de lecturas recomendadas para la asignatura "Historia del Mundo Contemporáneo" (1º de Bachillerato). Confieso que la creación de este singular póster digital fue la consecuencia de mi participación en una experiencia formativa relacionada con el uso de las bibliotecas escolares. No obstante, cabe la posibilidad de que la estructura y la articulación de contenidos, sin aspirar a convertirse en un modelo, pueda inspirar a otros colegas para algo similar pero desde sus respectivas áreas de conocimiento. Sería plausible ir creando de esta manera una biblioteca virtal de lecturas escolares catalogada por niveles y materias. El producto que he elaborado tiene la ventaja adicional de incluir las lecturas sugeridas en formato digital (por lo tanto accesibles desde el ordenador doméstico), hacerlas más atractivas al complementarlas con versiones cinematográficas de la obra seleccionada y, para los más sesudos lectores, acompañada de una crítica literaria. He aquí abajo el resultado que espero les sea de utilidad. Francisco Quintana Toret.


2 comentarios:

  1. Hola, colega: me dijiste que el curso on line sobre las aplicaciones web 2.0 para bibliotecas escolares era prometedor. Acabo de recibir aviso de esta entrada, he visto el "glogster" y, sencillamente, quedo impresionado. Felitaciones efusivas en cantidades industriales. ¿Qué te parece si nos asociamos para ampliar la oferta el próximo año? (espero imapartir también HMC en Huéscar, si repito centro). Ea, un abrazazo potente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juanjo, ya te lo insinué mientras hacía el curso. La idea es excelente pero, querido amigo, las proposiciones, decentes o indecentes, al correo privado (por fa). Un abrazo.

      Eliminar