Día del Libro. Año 2012

 Para qué sirven los libros? Con este corto de animación "The fantastic flying books of Mr Morris Lessmore" realizado  por el ilustrador William Joyce y el director Brandon Oldenburg  inspirado por el huracán Katrina, Buster Keaton, El Mago de Oz, y el amor por los libros, podríamos reflexionar en el día del libro para qué sirven las historias que leemos. En medio de tanto pragmatismo financiero, en medio de esta guerra sucia de mercados, rodeados de noticias tan alarmantes como preocupantes los libros se convierten en símbolos de otros mundos que nos acompañan a lo largo de nuestra vida.Los libros pueden ser un refugio, un viaje, un amor, un árbol, una ciudad, un laberinto por el que perdernos y olvidarnos por un momento de tanta miseria. No corren tiempos buenos para la alegría, pero un libro puede proporcionarnos un instante lleno de alegría. Saludos y buenas lecturas en tan señalada efemérides para toda la comunidad educativa. Amalia Roldán.

1 comentario:

  1. Buena pregunta (¿para qué leemos quienes leemos?) puesto que existen muchas personas a quienes no les atrae lo más mínimo la lectura. A menudo su perplejidad ante el fenómeno, incomprensible, del "lector" va acompañada de la consabida pregunta de corte utilitarista y pragmático. A saber: "...y leer, ¿para qué sirve?". Podríamos empezar la respuesta cuestionando, con intencionalidad dialéctica y polemista, si todo lo que hacen con pasión los no lectores tiene una clara utilidad práctica. Supongo que no aunque no mencionaré ningún ejemplo para evitar suspicacias. Digamos simplemente que leer es un placer tan legítimo como cualquier otro disfrute cultural (entendiendo cultura en el más amplio sentido del término). Por lo demás, los libros, como el resto de los productos humanos que nacen de la creatividad y del ingenio artístico, sirven o pueden servir para reconciliarnos con los seres humanos, capaces, de manera indisoluble, de las más execrables atrocidades y las más sublimes obras. Por no salir del campo de la lectura, "exempla gratia": Mein Kampf y el Libro de Job.

    ResponderEliminar