Ética y estética en torno a Jordi Savall

Jordi Savall
Cuando la producción artística, (la estética), se alía y fusiona con la reflexión moral y los más altos valores humanos, (la ética), la producción cultural alcanza una dimensión aquilatada y conmovedora. El profesor Francisco Quintana ha publicado recientemente un extenso artículo sobre un ejemplo ilustrativo de este buen hacer en ambos planos. Se trata del excelente libro-disco "Jerusalén, la ciudad de las dos paces" publicado por Allia-Vox, la discográfica del eminente músico y musicólogo catalán Jordi Savall. La obra, que recoge el extraordinario concierto organizado y dirigido por el maestro en la ciudad marroquí de Fez en el año 2010, constituye, amén de su innegable calidad musical, todo un alegato a favor de la tolerancia, la paz y el respeto a la realidad pluricultural del mundo mediterráneo y la histórica ciudad de Jersusalén. Hoy en día, al igual que en su más remoto pasado, un desgraciado escenario de odio y violencia. La singular orquesta del evento, en la que se integraron músicos europeos, turcos, armenios, judíos, griegos y palestinos, representa de forma simbólica esa apuesta decidida por la paz y la interculturalidad. Quién guste de la sensibilidad estética, la música antigua y de la historia, tiene allí una cita recomendable. También encontrará enlaces a direcciones de interés, tanto sobre este particular documento multimedia, donde se funde texto y música, como a otros recursos. 
Si no tienes tiempo para ese viaje, te dejo aquí un audiovisual elaborado con una pieza musical histórica que ocupa una posición relevante en el mencionado concierto de Savall. Es una grabación de 1950 en la que un cantor judío, superviviente de un campo de concentración nazi, entona el canto de los muertos (male rahamim) en conmemoración de las víctimas del holocausto. Me he atrevido, bajo esta conmovedora y desagarradora melodía, a homenajear no solo a las víctimas de los nazis sino a todos los pueblos y culturas del mundo que han padecido la violencia genocida. Las imágenes son duras, pero insoslayables para que no flaquee la memoria histórica y para no olvidar. Espero y deseo que os emocione.
Francisco Quintana     

10 comentarios:

  1. Es impresionante y al mismo tiempo aterrador ver a través de esas imágenes tan duras hasta dónde puede llegar la maldad humana. Ahora entiendo la célebre frase que dice que el hombre es un lobo para el propio hombre. No puedo decir que el vídeo me ha gustado porque la palabra gusto no debe pronunciarse junto a esa locura sanguinaria de los genocidios cometidos a través de la historia. Por ello diré que me ha conmovido hasta lo más profundo, tanto por la excelente selección de las imágenes como por la grabación histórica del canto fúnebre judío. Soberbio para mis clases de Historia y de Ciudadanía. Una vez más, enhorabuena FQT, ¡Chapeau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juanjo. Me alegra mucho que el recurso te sea útil en tus clases, allá por el frío páramo granadino. Ya me contarás cómo fue la experiencia didáctica (yo pienso usarla en contemporánea cuando llege a la 2ªGM). Un abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  2. Ana Mª Herrera Cebreros19 de febrero de 2012, 14:10

    Las imágenes de este vídeo son un claro ejemplo del grado de crueldad que puede experimentar la raza humana es determinadas ocasiones. El holocausto judío se podría considerar como uno de los más importantes, ya que 6 millones de personas fueron exterminadas por el simple echo de no pertenecer a la llamada “raza aria”. Por desgracia, actualmente siguen sucediendo casos de matanzas en algunos países del 3º mundo y continuaran hasta que los seres humanos aprendamos a convivir sin que importe la raza, sexo, color o religión.
    En mi opinión, las impactantes imágenes del vídeo nos ayuda a recordar y de algún modo homenajear a todas las víctimas de este tipo de violencia, que han existido a lo largo de la historia. El proyecto de Jordi Savall resulta muy interesante y seguro que ayudará a concienciar a la sociedad.
    Ana Mª Herrera Cebreros 1ºBHC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana, por tu aportación reflexiva a este drama del genocidio o, para ser más exactos, los genocidios que, en un repertorio abrumador, envilecen la historia humana. Como sé que te gusta leer, te recomendaría un libro que, en el caso de que no lo conozcas, deberías ller por su conmovedora emotividad. Se trata de "La ladrona de Libros" de Markus Zusak. Nos vemos.

      Eliminar
  3. Pablo Da Silva Fernández23 de febrero de 2012, 11:22

    Deja sin palabras la frialdad que muestran en algunas de las imágenes del vídeo los soldados nazis ante los judíos, fotografiándose con ellos como si fueran trofeos de caza, o simples objetos inertes.
    El hecho de pensar que que el holocausto judío sucedió hacer tan relativamente poco en la historia,a mi personalmente me hace pensar si realmente el ser humano se diferencia tanto de cualquier animal. Pero lo peor de todo es que no es un caso aislado, sino que ha sucedido más veces, y hace menos tiempo aún, como lo que sucedió en Ruanda(1994).
    Por desgracia parece que el hombre no aprenderá a convivir con sus iguales.
    Pablo Da Silva Fernández.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro, Pablo, que el vídeo haya provocado los sentimientos que has expuesto. Te comentaré con relación a tu reflexión que un filósofo inglés del siglo XVII, Thomas Hobbes, llegó a decir, desde una perspectiva profundamente pesimista de la condición humana, que "el hombre es un lobo para el hombre". Lo que se ve en ese trágico audiovisual parece corroborarlo aunque, en honor a la verdad, también debemos pensar en los excelentes productos que ha generado la humanidad: Sócrates, Ghandi y tanto otros. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. La humanidad en su amplia historia siempre tuvo acontecimientos que constituyeron prácticas de genocidio.

    Mas allá de aprender de la historia y mirar esos hechos con una mirada de dolor y de horror, parece que estamos siempre condenados a repetirlos como si fuera una maldición. A veces en nombre de un Dios,otras en nombre propio; pero siempre bajo memoria selectiva, esa que nos permite cometer grandes horrores mientras nuestras conciencias pretenden justificarse al entorno de las mayorías convulsas e ignorantes

    Algo más de medio siglo, una brutal práctica de exterminio humano constituyó uno de los hechos mejor documentados de la historia:
    El Holocausto.
    Es difícil entender, comprender o justificar, el que hoy se esté produciendo un nuevo exterminio ante la mirada indiferente del mundo una vez más, obviadas las imágenes por orden de los grandes trust de los medios de comunicación occidentales:
    El Holocausto Palestino.
    Los nietos de los sobrevivientes del Holocausto de la II Guerra Mundial le están haciendo a los Palestinos los mismo que les hizo a ellos la Alemania de Hitler.

    Hoy las victimas de aquel partido de las camisas pardas a la que apoyaron en un principio levantan muros y cercas igual que hicieron con sus familias.

    http://youtu.be/-g-Y7IbdoWY

    Sara Timmermans (1BHC)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Sara, "nada nuevo existe bajo el sol" (nihil novus sub solem) decía el sabio Kohelet. Y así parece ratificarlo la trayectoria humana con la reiteración cíclica de las más pavorosas y execrables atrocidades, siempre actualizadas en cada etapa histórica. Entre ellas el genocidio, los genocidios, para ser más exactos, en sus múltiples e inagotables variantes. Señalas con gran acierto lo incomprensible que resulta el drama del pueblo palestino a manos de quienes fueron víctimas, ahora convertidos en verdugos. Aunque, seamos ecuánimes, no todos los ciudadanos de Israel comparten los radicalismos fanáticos de los ultranacionalistas. También existen, particularmente entre ellos, lo que denominan "hombres justos". Aunque, desgraciadamente, son minoría. Por lo demás, excelente comentario el tuyo y, además, no se corresponde con la verdad tus inquietudes sobre la calidad de lo que escribes. ¡Chapeau!

      Eliminar
  5. El canto es conmovedor. Este fin de semana fui a una sesión de meditación y canto sufí y me ha recordado mucho a los cantos inspirados. Ellos dicen que el Dios bueno, en el caso de que exista y vea y sienta de un modo parecido a los humanos, nos proteja a todos del mal, a todos...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tu amable comentario Rolama. Esta pieza, encontrada de forma casual durante mis navegaciones en la red, fue un descubrimiento conmovedor y desgarrador. Tanto, que seguí el hilo de las investigaciones hasta toparme con la excelente producción de Jordi Savall, como todas las suyas, donde se alojaba. No dejes de visitarla, merece la pena. En el enlace de esta entrada hay un artículo donde podrás encontrar una selección de vídeos del memorable concierto.

    ResponderEliminar